download email error facebook linkedin pdf search twitter valid
Ex Alumnos
Ignacio Arnold, productor y guionista

“En mi trabajo es un plus ser sociólogo”

Jueves 30 de junio, 2016


Entre el camino desde las aulas de la Universidad de los Andes hasta Santa Lucía, lugar de operaciones de su productora Palta Films, Ignacio Arnold hace una pausa y cambia su trayecto a una cafetería en pleno corazón de Providencia para conversar con el Portal ISUC sobre su trayectoria.

Ignacio Arnold

Cuenta que actualmente está dedicado de lleno al tema audiovisual y la gestión cultural con la Fundación Plagio (de la cual es fundador y miembro del directorio). Desde niño mostró gran interés por la ficción, la escritura y los guiones, lo que hoy complementa con la producción ejecutiva y creación de contenido. Ignacio se reconoce feliz.

Ciertamente esta podría ser la trayectoria de un director audiovisual, sin embargo, para llegar donde está hoy, la sociología fue parte del camino.

Egresado del colegio Tomás Moro, en 1996 ingresó a Sociología en la Universidad Católica, decisión influida por el hecho de que su padre, también sociólogo, realizaba clases en la Universidad de Chile. Algo que Ignacio afirma, “tiene pros y contras, a veces más contras, sobre todo cuando estás partiendo, en ese sentido, preferí tener mi propio camino y por eso escogí la Católica”.

En el colegio, si bien tenía buenas notas y podría haber optado por varias carreras, en un ambiente donde la mayoría se enfocó en Ingeniería Civil o Comercial, se sabía “bicho raro”. “Yo disfrutaba mucho de leer, escribir y veía mucho cine, era de esas personas que me arrancaba al centro e iba a ver películas”. Sin embargo, la oferta universitaria en la época no era muy desarrollada, por lo que “dentro de las posibilidades, Sociología fue la que más me interesó”.

En su paso por el ISUC fue ayudante de cátedras como Sociología de Sistemas, Formación y desarrollo de la sociedad moderna y Sociología de la Racionalización. También fue parte de la primera generación que ingresó al Magíster el año 2001. Precisamente, a diferencia de la posibilidad actual de ingresar el quinto año como vía alternativa a los talleres de titulación, Ignacio egresó por vía tradicional. Le convalidaron ramos y tardó menos de lo pensado, a pesar de que debió reorientar su tesis “dejando de lado el tema luhmaniano de canal de Tv, me metí a algo muy sociológico que es el Rating y empecé a hacer muchos estudios de audiencia”, explica.

Fue durante su paso por el taller de titulación, en Canal 13, donde siguió vinculado con su trabajo de tesis, siendo contratado por el canal como sociólogo y comenzando labores que variaron entre producción de contenido, producción ejecutiva e incluso la jefatura del área de ficción hasta el presente año. En el proceso, fue asumiendo su cargo cada vez más desde la disciplina de comunicador audiovisual y guionista.

El sello de la carrera

Respecto a aquello que identifica a un sociólogo UC hoy en día, Ignacio es enfático: “son personas muy trabajadoras, muy rigurosas, lo veo con mis compañeros, que se insertan muy bien laboralmente”. Destaca además que “un sociólogo puede trabajar en muchos temas, quizás medio inesperados, no pensados en la formación propiamente tal: puede estar a cargo de una empresa, fundación o proyecto y tiene una mirada global que creo no es muy común”.

Es claro también al decir que en su formación tuvo un fuerte énfasis en lo teórico, más que en lo metodológico. “En su minuto, eché de menos más ramos en esa área”, sentencia, y afirma que ahora considera “hubiese sido más interesante haber reflexionado en aula sobre lo que está pasando en nuestro país o sociedad”.

Asume que desde el 2005 ya no trabaja como sociólogo, “no leí más sociología y no me dediqué a eso, el mundo académico ya es un mundo más lejano”. Sin embargo, se detiene a señalar que a pesar de dedicarse por completo a las comunicaciones, “el background sociológico nunca lo voy a dejar”, lo que valora a la hora de trabajar como guionista: “es un plus para mí ser sociólogo, tanto en investigación como en intereses que tengo, la rigurosidad con la que me formé”.

Por Mauricio Urrutia