download email error facebook linkedin pdf search twitter valid
Ex Alumnos
María Paz Trebilcock, doctora en Sociología y directora del Departamento de Sociología de la UAH

De la reflexión a la acción: los desafíos de dirigir una Escuela de Sociología.

La otrora profesora de “Metodología de la Investigación Social” y, hoy en día, directora del Departamento de Sociología de la Universidad Alberto Hurtado, María Paz Trebilcock es nuestra primera ex alumna ISUC entrevistada para este 2017.

Apasionada por el deporte que le permite participar de diferentes ambientes, autodefinida como runner o, incluso, como triatleta, casada con un ex compañero de la carrera y madre de tres hijas, María Paz nos cuenta su paso por la carrera, sus motivaciones y actuales ocupaciones.

Interesada desde joven por la disciplina, comenta que ya en el colegio quería tener una visión más sistémica y global acerca de los grandes problemas de la sociedad. “Me parecía que la sociología era una carrera que, de alguna manera, analizaba esas inquietudes. Uno tiene esa ingenuidad de poder estudiar la sociedad, una visión más romántica, ya que no se conocía mucho que era la sociología, no habían muchos sociólogos, nFotoMariaPazo había muchos referentes y, también, fue una apuesta para dedicarme a la investigación sin saber mucho en qué consistía”, comenta María Paz.

Con esta inquietud ingresó a estudiar en la UC, lugar que le parecía interesante, primero, por su mirada hacia las teorías sociales de los grandes relatos como de la transformación de la sociedad. También, por la cantidad de recursos disponibles dentro de la universidad, poder tener acceso a pasantías, estudios de intercambio, acceso a cursos en otros programas.

“La formación del sociólogo UC ha variado infinitamente desde que yo estudié. En la actualidad, la impronta principal y el sello de la carrera en la universidad son las metodologías de la investigación social”. En este sentido, considera que “los sociólogos UC se caracterizan por tener un muy buen manejo metodológico y una excelencia al desempeñarse en sus labores profesionales”. “No obstante”, comenta, “es importante también retomar la reflexión teórica que había, que creo hoy ha perdido un poco de espacio en la formación y es importante poder darle una impronta a esa fase y así formar un profesional más integral”.

De su experiencia en el pregrado, describe que lo que más valora son las herramientas metodológicas que recibió durante su formación, las que le permitieron más tarde tener “la capacidad para poder desarrollar investigación por mi propia cuenta”. Este interés por la investigación y de seguir aprendiendo, la llevó a realizar el magíster en Sociología y luego a motivarse con el Doctorado, también en el ISUC. “El doctorado me entregó la madurez de pensamiento para enfrentar los procesos de investigación, siendo un proceso muy riguroso y disciplinar, que no tiene nada que envidiarle a las universidades extranjeras” expresa.

Investigación, docencia y dirección

En los años de desarrollo de su investigación primero en el Magíster y luego en el Doctorado, María Paz fue centrando su foco de atención en temas como la desigualdad, la pobreza y el mundo del trabajo. En su tesis doctoral investigó los procesos de cohesión social que se dan en el marco del trabajo. Su tesis titulada “Hijos, amigos y mineros: Vínculos de cohesión social en el trabajo. El caso de trabajadores de empresas subcontratistas de Codelco”, y que fue guiada por Guillermo Wormald.

“Creo que siempre tuve interés por el mundo del trabajo, por ello, mi tesis se centró en esa temática, pero también en ese proceso se fueron abriendo otros intereses. Por ejemplo, por el tema de la cohesión social en diferentes ámbitos y creo que fui derivando un poco a eso. Fue un proceso de varios años, en los cuales, de alguna manera, la reflexión que fui generando me permitió ir armando un discurso coherente entre diferentes ámbitos como las desigualdades, algunos temas de pobreza y el mundo del trabajo como un ámbito que permitía pararse desde un lugar para observar estos procesos de transformación de la sociedad”, comenta.

Esta reflexión doctoral que la llevó a volver a los grandes relatos de la sociología “porque me metí en un tema que da el puntapié de alguna manera a las transformaciones en la sociedad moderna, las transformaciones en el mundo del trabajo”, le permitió comprender mejor la conformación de la sociedad actual y adentrarse en nuevas áreas de investigación a  nivel profesional.

Actualmente María Paz desarrolla investigaciones sobre cohesión social urbana, analizando, por ejemplo, procesos de acercamiento de grupos sociales en la ciudad, procesos de gentrificación y el efecto de la violencia y la delincuencia en la cohesión de los ciudadanos, entre otros proyectos. Estas investigaciones las ha desarrollado bajo el alero del Centro de Desarrollo Urbano Sustentable, CEDEUS, instancia interdisciplinar que le ha permitido situar a la ciudad en el centro de su discusión académica, con todas las complejidades que posee ésta como objeto de estudio. “Creo que el diálogo interdisciplinar que se ha dado ha logrado enriquecer las diferentes miradas. Ha sido una buena experiencia, hay un muy buen equipo humano de trabajo ahí y hemos podido nutrirnos unos con otros”.

Además de su trabajo en CEDEUS, María Paz nos cuenta sobre sus días como Directora del programa de Sociología de la Universidad Alberto Hurtado, institución a la que ingresó en 2013 como profesora. “Ha sido un desafío en términos profesionales, en términos de instalarme en un equipo de trabajo y hacer una propuesta de posicionamiento y de visión del departamento que queremos construir”. También, María Paz comenta que el desafío ha sido interesante porque el perfil del alumno de la UAH es muy diverso a nivel socioeconómico y sociocultural. “Es un alumno muy movilizado, bastante crítico con su entorno y que tiene unas series de demandas y presiones por democracia universitaria y por poner problemáticas sociales sobre la mesa como, por ejemplo, el tema de la desigualdad. Pero también es un estudiante que busca una formación de excelencia. Entonces, creo ese es un buen aporte como Directora”. Gestionar esa complejidad y construir un proyecto académico de excelencia en ese contexto ha sido un desafío importante. “El formar un cuerpo académico que ayude a la formación profesional de alumnos que vienen de diferentes contextos, ir construyendo de manera conjunta un departamento de excelencia académica, pero abierto a la comunidad y que incluya los intereses y las demandas de los diferentes actores” ha concentrado sus esfuerzos, concluye María Paz.

Por Mauricio Urrutia.