download email error facebook linkedin pdf search twitter valid
Noticias

Proyecto Torrent(e): cine, sociología y cultura para todos

El primer semestre fue un éxito para el ciclo de cine y análisis sociológico Torrent(e), impulsado por alumnos ISUC para abrir un espacio distendido entre alumnos y profesores. En agosto presentarán una nueva agenda de películas con el apoyo de más académicos UC. 

*(En la fotografía, de izq. a der. los cinco integrantes de Torrent(e)
junto al profesor ISUC Mauricio Quilpatay)


El 16 de marzo, una sala de la Facultad de Agronomía UC se llenó de público en torno a la proyección de una película. El encuentro, que reunió a cerca de 50 personas, fue la primera jornada de Torrent(e), un ciclo de cine y análisis sociológico organizado por el grupo homónimo de estudiantes de Sociología. El film de inauguración fue Ex Machina (Alex Garland, 2015), donde un millonario programador selecciona a uno de sus empleados para pasar una semana en su refugio montañoso y conocer a su última creación: Ava, un robot de inteligencia artificial avanzada. El encuentro resulta ser un experimento social de tensión, que sobrepasa al joven visitante. Tras la proyección se dio paso a la innovación propuesta por Torrent(e): un académico de Sociología, que en la ocasión fue Patricio Velasco, comenzó a analizar los elementos del film y a abrir un debate distendido, relacionando la sociología con elementos narrativos, fílmicos y cotidianos contenidos en la historia de Ex Machina.

Torrente Mad Max
Desde ese día, el grupo desplegó tres proyecciones más durante el primer semestre: en abril fue Mad Max: Fury Road (George Miller, 2015), analizada por el académico ISUC Mauricio Quilpatay, y luego en junio el turno de The Truman Show (Peter Weir, 1998) con el análisis de Paz Moreno, licenciada en Letras hispánicas UC.

El grupo Torrent(e) está compuesto por los estudiantes Diego Cárcamo, Alexandra Davidoff, Felipe González, Sofía Wallis y Claudia Bustos, todos de Sociología. Comentan que el proyecto surgió como un apoyo en temas culturales para el Centro de Estudiantes de Sociología (CESo), pero con la facultad de organizarse de manera autónoma. “El objetivo es apropiarse de ciertos espacios, generar instancias dinámicas, inclusivas, con el interés de ser masivo”, afirma Diego, principal impulsor, y aclara que “en ese sentido, Torrent(e) pretende ir más allá del ciclo de cine”, adelantando que están preparando otras instancias relacionadas al teatro.

Pero en lo que a cine se refiere, el ciclo cumplió sus objetivos este primer semestre y convocó de manera positiva. En palabras de Claudia Bustos: “como no se trataba de una clase todo fue muy relajado y por lo mismo, gente que no participa tanto en instancias formales se sintió más libre de opinar”. Al ser consultados por las ideas que motivaron a desarrollar el proyecto, afirman que por un lado la integración entre alumnos y profesores es uno de los pilares fundamentales, mientras que la selección del cine como herramienta de análisis “se basa en la necesidad de acercar este discurso tan abstracto, como es la teoría sociológica, desde un lenguaje popular”, explica Diego.

Existe en Torrent(e) la convicción de convocar más allá de la Facultad de Ciencias Sociales, invitando a todos quienes quieran ser parte del debate. “Hay cosas elementales que se inscriben desde la propia sociología, y que las personas no logran acceder a ellas porque nosotros nos encerramos en la academia”, afirma Felipe González, que además integra las filas del CESo y explica que Torrent(e) reemplaza a una Vocalía de Cultura ya que el interés de la comunidad se ha volcado más por temas políticos y de sustentabilidad, pero que sin embargo ha respondido positivamente a este incentivo cultural.

Es por esta buena respuesta que el grupo de organizadores ya comenzó a preparar el calendario de proyecciones que iniciará en agosto. En ese sentido, Diego enfatiza: “queremos que vayan todos, que se torne en una especie de rutina, y que sea una instancia donde se pueda ir a pensar, a relajarse, estar con compañeros y profesores, indistintamente amigos”, y finaliza: “queremos ver y conversar sobre películas tontas, inteligentes, y que todos puedan reír como también debatir”.

Por Caterine Luco